Motorservice lanza sensores de temperatura de los gases de escape

MS Motorservice International GmbH ha ampliado su programa en el campo de los sensores. El especialista en piezas de repuesto ofrece ahora sensores de temperatura de los gases de escape de alta calidad en el mercado de piezas de repuesto. Estas 30 nuevas inclusiones abarcan alrededor de 1.400 tipos de vehículo.

Los nuevos sensores de temperatura de los gases de escape de Motorservice ofrecen una funcionalidad fiable. Proporcionan una impresionante resistencia térmica en un rango de -40 °C a +1.000 °C, una precisión excepcional y un breve tiempo de reacción gracias a su resistencias de platino de capa fina. Además, el sensor presenta una excelente calidad del producto con una carcasa de acero fino de la máxima categoría, una gran estabilidad a largo plazo y una resistencia excepcional a los esfuerzos mecánicos, térmicos y químicos. Estos todoterreno también destacan cuando se habla de su utilidad: los nuevos sensores con los números de artículo 7.08369.00.0 a 7.08369.29.0 abarcan alrededor de 1.400 tipos de turismos con motor diésel de Audi, Mercedes-Benz, Opel/Vauxhall, Saab, Seat, Škoda y Volkswagen.

Como organización de ventas y distribución para las actividades del servicio posventa de Rheinmetall Automotive, Motorservice obtiene una gran parte de su programa dentro del propio Grupo, incluidas las filiales Kolbenschmidt y Pierburg. El especialista en piezas de repuesto con actividad en todo el mundo también cuenta con la experiencia de un gran proveedor automotriz internacional. Por lo tanto, los clientes pueden beneficiarse de productos con calidad de repuestos originales.

Perfil técnico
Los sensores de temperatura de los gases de escape resultan indispensables en los vehículos modernos. Supervisan el flujo de gases de escape calientes y protegen del sobrecalentamiento a componentes sensibles a la temperatura como los turbocargadores y todos los tipos de catalizadores. Además, controlan el proceso de combustión libre del filtro de partículas diésel y la temperatura de los gases de escape como parte del diagnóstico de a bordo (OBD). Si se produce un sobrecalentamiento crítico, la unidad de control responde con las medidas adecuadas para reducir la temperatura, p. ej., reducir la potencia.