Termostatos

La función del termostato es controlar la temperatura de todo el circuito de refrigeración de un motor de automóvil.

En particular, después de un arranque en frío, autoriza un circuito "corto" entre el motor y el aerótermo. Eso garantiza una subida en temperatura homogénea del conjunto motor, así como las necesidades de calefacción del interior del vehículo.

Al contrario, cuando el motor ha alcanzado su temperatura óptima de funcionamiento, el termostato dirige la totalidad o parte del líquido de enfriamiento hacia el radiador, para evacuar el exceso de calor producido por el motor.

Representación en 3D de los ciclos extremos del termostato en su medio ambiente

VERNET produce varios tipos de termostato:

  • los termostatos clásicos
  • los termostatos integrados
  • los termostatos controlados eléctricamente
  • los termostatos diesel